¿Qué tipos de exchanges de criptomonedas existen?

Yolanda López

En los últimos tiempos, se han popularizado mucho los exchanges debido al auge de las criptomonedas, pero ¿sabías que existen varios tipos de exchanges de criptomonedas según la forma que tienen gestionar los fondos? ¿Y sabías que uno de estos tipos de exchanges está íntegramente desarrollado como una aplicación descentralizada?

Pero vamos por partes.

¿Qué es un exchange?

Los exchanges son plataformas en línea que permiten comprar, vender y también intercambiar criptomonedas. Se parecen mucho a los intercambios de divisas tradicionales, pero en este caso funcionan con activos digitales y no con monedas fíat.

Los usuarios de estas plataformas pueden depositar fondos de muchas maneras. Con transferencias bancarias, utilizando su tarjeta de crédito o también mediante criptomonedas. Cuando el usuario ya tiene fondos, ya puede empezar a operar comprando, vendiendo o intercambiando sus criptomonedas, o bien por otras criptomonedas o bien por monedas fíat como el euro.

Existen muchos exchanges diferentes y varían un poco en función de la cantidad de criptomonedas que ofrecen para comprar o hacer intercambios, los métodos de pago que aceptan, las comisiones y sus regulaciones internas. Y esta es la clave de lo que vamos a comentar ahora, porque vamos a dividir los exchanges en dos grupo.

Por un lado se van a encontrar los exchanges centralizados, que son plataformas reguladas por autoridades financieras y en ellas es necesario que los usuarios aporten sus datos personales (nombre, apellidos, documento de identidad, etc).

Por otro lado vamos a tener los exchanges descentralizados, que como su propio nombre indica están desarrollados en tecnologías descentralizadas y no requieren que sus usuarios se registren ni aporten ningún tipo de información personal para que puedan utilizar sus servicios de compraventa de criptomonedas. Esto quizá puede parecer un poco raro, pero ahora os enseñaremos cómo esto es posible.

Exchanges Centralizados (CEX)

Como acabamos de comentar, un exchange centralizado (CEX) es una plataforma en línea donde los usuarios pueden comprar y vender criptomonedas. Se les llama centralizados,  porque son administrados por una compañía, y esta es la responsable de mantener los registros de las transacciones, almacenar las criptomonedas y proteger las cuentas de los usuarios.

El funcionamiento es bastante similar al de un banco tradicional porque usuarios deben registrarse y proporcionar información personal y documentación para verificar su identidad. Una vez que se ha verificado la cuenta, los usuarios pueden depositar fondos en ella utilizando el método que prefieran.

Cuando los fondos están disponibles en la cuenta, los usuarios pueden comprar o vender criptomonedas en el exchange. Los precios de las criptomonedas en un exchange centralizado son determinados por la oferta y la demanda, y pueden variar dependiendo de la liquidez disponible en el mercado.

La ventaja de los exchanges centralizados es que son fáciles de usar y suelen tener una interfaz intuitiva, además suelen ofrecer una gran variedad de criptomonedas y servicios adicionales como operaciones con margen o staking. Sin embargo, al ser administrados por una compañía, los usuarios tienen menos control sobre sus fondos y están sujetos a posibles problemas de seguridad.

Los tipos de exchanges centralizados más conocidos son  Coinbase y Binance.


Exchanges Descentralizados

Un exchange descentralizado (DEX) es una plataforma de intercambio de criptomonedas que no está controlada por una sola entidad central.

En lugar de ello, las transacciones se realizan directamente entre los usuarios mediante contratos inteligentes en una cadena de bloques.

Un DEX funciona de la siguiente manera: los usuarios depositan sus criptomonedas en un contrato inteligente que actúa como una bolsa de valores descentralizada. A continuación, pueden utilizar esas criptomonedas para comprar o vender otras criptomonedas en el DEX.

Los precios son determinados por la oferta y la demanda, y las transacciones se realizan automáticamente mediante contratos inteligentes.

Uno de los principales beneficios de un DEX es que los usuarios tienen un control completo sobre sus fondos, ya que no están almacenados en una cuenta centralizada. Además, los DEX suelen tener una mayor privacidad y seguridad, ya que no requieren que los usuarios proporcionen información personal. Sin embargo, los DEX suelen tener una menor liquidez y una interfaz más compleja en comparación con los exchanges centralizados.

Un ejemplo de un exchange descentralizado es Uniswap, es un DEX basado en Ethereum, que permite a los usuarios intercambiar criptomonedas sin necesidad de intermediarios y permiten a los usuarios realizar transacciones directamente entre sí.

Lo más interesante de estos exchanges para los desarrolladores, es que al estar desplegados sobre una blockchain, los smart contracts que modelan el funcionamiento de la plataforma son completamente públicos. De esta forma, estos contratos pueden consultarse en cualquier momento desde un explorador de bloques. Y en el caso de Uniswap, también se puede consultar este código a través de Github:

GitHub UniSwap

Vídeo del artículo:

Noticias relacionadas

Últimas noticias